CLINICA EL ROSARIO. SEDE CENTRO

Clinica El Rosario sede centroLa Comunidad que vive y realiza su misión en la Clínica, no ha cesado nunca de actualizar sus servicios y cualificar su presencia y la del personal que labora en ella siempre cuidando la salud de sus usuarios.

Después de treinta años de infatigable trabajo define su misión así: “Ofrecemos a la Comunidad servicios de salud de tercer nivel de atención, fundamentados en los avances de la ciencia y la tecnología, en un ambiente donde la calidad y los valores evangélicos, éticos y morales tienen primacía.

Como Institución cristiana católica, impulsamos el servicio al hombre, reconociendo su dignidad, el derecho a la salud y el respeto a su vida, en un ambiente de humanización y acogida sin distinción de personas.

En fidelidad al carisma de Marie Poussepin, impulsamos la capacitación continua, el desarrollo y crecimiento del personal a todos los niveles y proponemos con nuestras acciones y actitudes la cultura de la vida. Con estrategias gerenciales, hacemos de la Institución una comunidad de apoyo y servicio, que en una dimensión espiritual y de solidaridad acoge a todas las personas, ayudándolas a descubrir sus valores y humanizar el sentido del dolor y el sufrimiento desde el Evangelio, respondiendo a sus necesidades con una atención integral y personalizada.

De las Hermanas de la Comunidad es necesario destacar el interés por hacer de la Clínica un verdadero centro de atención al hombre, respetando su dignidad y agotando esfuerzos para que la calidad del servicio que se entrega, sea siempre óptimo.

En los veinte últimos años se han desempeñado en la dirección de la Clínica:

  • Hna. Betty Wolff V.
  • Hna. Graciela Cadavid A.
  • Hna. Laura María Mejía T.

Como Administradora, se desempeña desde la creación del cargo y con notable éxito, Hermana Olga Lucía Zuluaga.

Desde la fundación de la Clínica se ha buscado desarrollar y proponer algunos valores que se constituyen en pilares de la acción que allí se desarrolla:

AMOR: Proyecto de vida de Dios, que hace de cada hombre y mujer un ser libre, capaz de relacionarse con las personas en fraternidad y llegar a ser artífices de la paz.

RESPONSABILIDAD: Como actitud libre y permanente que lleva a asumir con esmero y prontitud los compromisos adquiridos en la Institución.

RESPETO: La dignidad e igualdad de las personas exige defender sus derechos y acogerlos con amabilidad y delicadeza.

ESPÍRITU DE SERVICIO: Respuesta oportuna y delicada en todos y cada uno de los contactos personales.

HONESTIDAD: Transparencia y lealtad en los procesos, productos y servicios acordes con el mejoramiento de la calidad.

SOLIDARIDAD: Respuesta armónica a las necesidades individuales, familiares y comunitarias, que atenúa desigualdades sociales e impulsa la justicia mediante una atención igualitaria.

Las décadas de 1980 y 1990, han constituido para la Clínica un período de nuevo posicionamiento en el medio y de reorganización interna. Estos son algunos de los resultados:

  • Creación del departamento de compras, remodelación de depósitos y oficinas. Centralización de las compras.
  • Inauguración de cafetería para atención al público.
  • Creación de la Unidad de Cuidados Intensivos para adultos con dotación de alta tecnología y formación de personal asistencial.
  • Consecución de planta eléctrica con capacidad para toda la Clínica.
  • Construcción del edificio de consultorios médicos y ayudas diagnósticas, arrendado desde su fundación al Centro de Investigaciones Médicas de Antioquia, CIMA.
  • Remodelación de cirugía y de la Unidad de Cuidados Intensivos del Recién Nacido, con reposición de tecnología y adquisición de nuevos equipos.
  • Remodelación del auditorio.
  • Elaboración de un nuevo Manual Administrativo y de Procedimientos.
  • Cambios sustanciales en la Carta Orgánica y creación de nuevos cargos:
    • Asesor jurídico.
    • Jefe de desarrollo de Personal.
    • Nutricionista Clínica.
  • Definición y desarrollo de un plan con miras a obtener la Licencia de Funcionamiento.
  • Puesta en marcha del proceso de sistematización con la adquisición de equipos y aplicaciones.
  • Formación del personal, con pasos significativos en el área de proveedores, inventarios, facturación, nómina y costo.
  • Compromiso con programas de inducción, adiestramiento, educación continuada y profesionalización.
  • COMPARTIMOS: programa quirúrgico para atención gratuita de pacientes indigentes, con la colaboración de Médicos, Instrumentadoras, Laboratorios, Etc.
  • Celebración de los 25 años de la Clínica.

En 1980 las instalaciones de la Comunidad son trasladadas de la Clínica al séptimo piso de CIMA, donde son más amplias y permiten a las Hermanas recobrar sus fuerzas después de duras jornadas de trabajo.

1983, como respuesta a las necesidades sentidas de las Hermanas, se adecua y bendice un Oratorio en el lugar de la Comunidad.

Las grandes Comunidades siempre presentan dificultades para la animación, por eso, tratando de cualificar la dimensión consagrada de sus vidas se conforma una nueva Comunidad: Santa María de los Angeles, con ocho Hermanas. La Hermana Betty Wolff Vélez, deja la dirección de la Clínica para asumir la Decanatura de Gerontología que le ofrece la Universidad Católica de Oriente en 1992.

Los esfuerzos por favorecer la vida fraterna se consolidan aún más en 1993, cuando se funda la Comunidad de Janville, con Hermanas pertenecientes a la Comunidad de la Clínica.

Al igual que la Provincia entera, la Clínica vivió con enorme gozo la Beatificación de Marie Poussepin, fiesta que celebró con usuarios, personal de todas las áreas y allegados a la Clínica por multitud de razones.

Hoy la Clínica define sus prioridades hacia el futuro inmediato:

  • Desarrollo de un proceso de planeación institucional que lleve a la elaboración de un Plan de Desarrollo.
  • Cumplimiento del Plan de mejoramiento exigido por la Dirección Seccional de Salud.
  • Prepararse para participar en el Premio Salud Colombia Año 2000, como camino hacia la acreditación.
  • Definir programas de auditoría clínica.
  • Cristalización de la Alianza con Coomeva y Cima, para la creación de una Unidad de primer nivel de atención.
  • Apertura de Laboratorio Clínico propio.
  • Estudio de reubicación de la farmacia.
  • Proyecto de construcción de un puente peatonal sobre la Torre de parqueaderos.
  • Adecuación de cirugía

Cada uno de los proyectos que se ponen en marcha, buscan siempre en primera instancia, responder a la necesidad de salud del hombre que busca recuperarla de alguna manera. En la Clínica el Carisma de Marie Poussepin se redimensiona constantemente como caridad misericordiosa que sana.