INSTITUTO FEMENINO INTEGRADO. QUIBDÓ

Quibdo InstitutoQuibdó, capital del Departamento del Chocó, es uno de los lugares más húmedos del Planeta y más pobre de Colombia. Ubicado en la costa Pacífica a 43 metros sobre el nivel del mar y con una extensión total de 6.164 kilómetros cuadrados, su clima es tropical, selvático y lluvioso, con un promedio de 28° C de temperatura y unos 102.000 habitantes que viven el 36% en la zona rural y el 64% restante en la zona urbana del Municipio.

Fundado por los Jesuitas Francisco de Orta y Pedro Cáceres en el siglo XVII. La mayoría de sus tierras están pobladas por bosques aunque la tala indiscriminada está generando grandes daños al ecosistema.

Es uno de los Municipios con más rica bio-diversidad no sólo en Colombia sino en el mundo. El borojó y el chontaduro son riquezas propias del medio. Su economía es de enclave, consume productos que importa desde Departamentos como Antioquia, Valle y el Eje Cafetero y exporta productos primarios como el oro, el platino, madera y frutales en menor escala.

La mayor fuente de empleo para los habitantes de Quibdó, la constituye el Estado con sus dependencias, situación que incluye el 80% del personal calificado.

Las condiciones precarias con las que funciona el Colegio, obliga a buscar nuevas alternativas para ofrecer una educación digna y competente a las jóvenes de Quibdó. Llegan las Hermanas en marzo de 1953 para hacerse cargo del Colegio. Un Decreto del Gobierno reunió en 1957 los siguientes planteles:

• Politécnico Femenino
• El Pedagógico
• El Comercial
• El Bachillerato

Y se llamó la nueva integración “Instituto pedagógico femenino de Quibdó”.

En 1970 bajo una sola dirección se reúnen las distintas ramas del bachillerato y se denominó “Instituto Femenino Integrado”, para llamarse finalmente “Instituto Femenino de Enseñanza Media y Profesional”.

La evolución del sistema educativo obliga a hacer cambios importantes aún en el edificio que ocupa el Instituto. Las Hermanas salen de sus instalaciones para ocupar una pequeña casa familiar desde la que se movilizan diariamente para cumplir sus compromisos educativos en la dirección, tanto de la Básica Superior como de la Anexa o de las clases, especialmente de Educación Religiosa que dictan a las 1.600 estudiantes que conforman la población escolar encomendada a la Comunidad en esta ciudad.

La labor de las Hermanas es bien reconocida por las autoridades y por la misma población que celebra a su manera toda fiesta, sobresaliendo los 75 años de presencia misionera el día 19 de marzo de 1987 que contó además con la presencia de Hna. Inés Mercedes Mejía Toro, superiora General y de Hna. Inés Marulanda Villegas, superiora Provincial. También cabe mencionar los diferentes reconocimientos como son: “Al mérito Miguel A. Caicedo”, a los 10 mejores docentes, y entre ellos a Hna. Laura Alicia Ríos Cardona; Defensa Civil: Servicio a la Comunidad y servicios distinguidos, Categoría A, de la Policía Nacional, a la misma Hermana por su aporte y apoyo al desarrollo de la Institución.

Hasta el 17 de Agosto de 1990 la jurisdicción eclesiástica era Vicariato, el cual ahora es promovido a Diócesis de Quibdó, siendo Obispo Monseñor Jorge Iván Castaño Rubio. Situación que motiva en la comunidad a una mayor participación en la vida de la Iglesia.

Las Hermanas han impulsado seriamente el desarrollo de la educación en Quibdó, siendo reconocido su “Proyecto Educativo Institucional” a nivel Nacional como uno de los mejores.

La comunidad amplía su proyección como verdadero servicio de caridad aún en la salud, hasta que es creado el Centro Catequístico que también sirve al Hospital.

La Parroquia recibe de las Hermanas su colaboración en Pastoral Juvenil y en animación de la vida religiosa desde su participación en la Conferencia de Religiosos de Colombia (C.R.C.)

La situación de violencia que vive el País no puede pasar de largo por esta ciudad y ha debido adaptar muchos de sus inmuebles –escuelas, lugares deportivos–, para permitir que los desplazados tengan un lugar donde poner a salvo su vida y la de sus familias.

En el año 2015, la Comunidad asume una nueva misión educativa.