Riosucio

RIOSUCIO – CHOCO

RiosucioEstá ubicado al Norte del Departamento del Chocó, su cabecera se sitúa en la margen natural del río Atrato a 18 metros sobre el nivel del mar, con una temperatura que oscila entre los 28 y los 34 grados centígrados. Se encuentra surcado por innumerables ríos, ciénagas y lagunas, una tercera parte del territorio se encuentra ocupado por estos.

La población está distribuida entre diversas etnias: negros, indígenas (Emberá, Cunas y Waunana) y colonos procedentes de Bolívar, Córdoba y Antioquia.

La economía está basada en la agricultura, la pesca, el comercio, la explotación de la madera, la cual se encuentra regida por grandes empresas, algunas extranjeras, causando gran daño a la naturaleza, a la biodiversidad y al hombre y a la mujer riosuceños que tan sólo hacen parte de la explotación maderera como trabajadores asalariados, siendo los dueños.

La región se encuentra azotada por la violencia con la presencia de los diferentes grupos armados; los continuos desplazamientos, la inseguridad, el empobrecimiento, son entre otros muchos los resultados de esta violencia.

En medio de este contexto las Hermanas Dominicas de la Presentación hacemos presencia acompañando a los jóvenes y niños en su educación, tanto a nivel humano como cristiano, al igual que a los ancianos y personas vulnerables de la comunidad. Se acompaña a las comunidades rurales a través de un equipo misionero que tiene la Parroquia y junto con ellos vivimos su misma realidad.

Preparamos a os niños y jóvenes para recibir los sacramentos, apoyamos a los más pobres en el campo de la salud y últimamente tenemos un Hogar Infantil donde atendemos a un gran número de niños que también han sido víctimas de la violencia.

Riosucio es un pueblo muy pobre donde se ve poco progreso a pesar de ser uno de los municipios más grandes de Colombia y más antiguo, pero la politiquería, el narcotráfico, los grupos armados, las grandes empresas lo han explotado dejando cada día más hambre, más pobreza y más violencia.

Además de todo esto pasamos inundados gran parte del año. Se ahogan constantemente los niños, carecemos de agua potable, la única que tenemos es la de la lluvia y la del río.

Pero en medio de tantas carencias es una comunidad llena de esperanza, alegre, que sabe disfrutar cada día que pasa.