CONGRESO DE INFANCIA MISIONERA

El jueves 27 de octubre, se celebró el XVI Congreso de Infancia Misionera de la Provincia, con el Lema: "Pequeños Grandes misioneros de la Misericordia".
 
H. Ángela María Vélez Restrepo, Superiora Provincial, en su mensaje a los niños retomó las palabras del Papa Francisco: les  dijo que la misión de un niño misionero de la misericordia, es amar a todos, compartir, perdonar y comunicar la paz,  como Jesús.  En nombre de H.  Ángela María, la H. Marta luz Arango E., saludó a los participantes y leyó el mensaje; la resonancia del mismo, mostró la atención y asimilación de los niños.
 
Cada Institución escogió una Obra de Misericordia, para trabajarla previamente y presentarla en el Congreso. Hubo coplas, mini-dramas, canciones, acrósticos, radio-periódicos, expresiones todas  llenas de colorido  y creatividad. 
 
Participaron 220 estudiantes de Los Colegios de Bello, Girardota, Envigado,  Hogar San José, la Estrella y La América. Y con ellos  16 docentes animadores de la Infancia Misionera en sus Instituciones. Gracias a su dedicación y solicitud, se logró la realización del Congreso y la siembra fecunda de la Palabra en el corazón de los pequeños. Las enseñanzas dejaron en pequeños y grandes  la certeza del Amor misericordioso del Padre, que se derrama generosamente en el corazón de sus hijos pequeños.
 
Gracias a Hermanas Ángela María y Marta Luz, por su palabra y presencia tan significativa, a las directivas y coordinadores de cada institución educativa por su compromiso, al Centro de Pastoral Santa Inés que cada año, abre sus puertas para acogernos y a las Hermanas Magnolia Sánchez y Mary Luz Cuervo por su decidido apoyo para la realización del Congreso. Dios bendiga a cada uno con sus mejores dones.             
                       H. Ana Cecilia González M. 

TRANSFERENCIA LINEAMIENTOS DE PASTORAL VOCACIONAL

El día 29 de octubre nos dimos cita en la Casa Provincial, los Núcleos comunitarios: 
Norte y Suroeste Antioqueño, San Miguel, Los Angeles y Centro de Medellín, con un total de 136 Hermanas para recibir la transferencia de los Lineamientos de la Pastoral Juvenil Vocacional para América Latina y El Caribe.
Fue una tarde maravillosa; la alegría, el interés, la participación y la fraternidad fueron la nota predominante y la expresión de gratitud con el Equipo que organizó el Encuentro con todos los detalles, que motivó y estimuló a las participantes para asumir la responsabilidad, el estudio y el conocimiento que llevará a un compromiso serio que pase de lo personal a lo comunitario. 
 
Agradecemos a la Comisión de Formación, el trabajo que realiza en la Provincia para fortalecer el Carisma de Nuestra Bienaventurada Marie Poussepin, ejercicio que redunda en el bien de la Iglesia, en la búsqueda de nuevas formas para llegar a los jóvenes que,  llamados por el Señor buscan el espacio para darle una respuesta vital.
 

PENAS DE FAMILIA

El Señor ha querido visitar a algunas de las familias  de  nuestras  Hermanas;  el  dolor  por la partida definitiva de sus seres queridos, es para nosotras, motivo de solidaridad y oración para que ellos gocen definitivamente de la contemplación del Rostro de Dios, y por quienes siguen en esta tierra, el consuelo en su pena.
 
Un hermano:
 
Hermana Celina Zapata Giraldo. 
Sr. Jesús.
Comunidad Santa Teresa.
 
Una hermana
 
Hermana Ángela de la Presentación. Sra. Isabel.
Comunidad de San Bernardo.
 
H. Luis del Redentor. Sra. María Berta. 
Comunidad de San José
 

A LO LARGO DE LOS AÑOS, EL ESPÍRITU DE LA CONGREGACIÓN NO HA CAMBIADO.

He aquí lo que decía el Papa León XIII a Madre Josépha en 1889: " ustedes han dado pruebas desde hace 200 años y esta estabilidad es un testimonio de la asistencia divina. Su Fundadora era una santa, porque sólo las obras de los santos son duraderas! La de vuestra Madre, que existe después de tanto tiempo, es una prueba a su favor: hay que conservar el espíritu de los fundadores con mucho cuidado y vigilancia. 
 
La caridad de Cristo sigue siendo el centro de la vida de la comunidad y la fuente de su vida apostólica. En el capítulo general de 1919, Madre Josépha invita a las hermanas a la devoción al corazón de Jesús, que había marcado la época. Incluso las Constituciones de 1929, muy diferentes de los Reglamentos originales, insisten siempre en la importancia de la unión a Cristo.
 
Se adoptan ciertas prácticas, a pesar de que resultaban demasiado pesadas: se usa la dispensa, tal como se hace en vida dominicana. La recitación diaria de los salmos de la penitencia, se suprime desde 1826.
 
Los testimonios de la entrega y la destreza de las hermanas son numerosos. Encontramos numerosos ejemplos en el libro de Sr. Madeleine St. Jean "Semillas de esperanza".
 
En Saint Florentin, particularmente, desde 1796, el tratamiento de las hermanas que había sido suprimido les es devuelto a pesar de la oposición de los gobernantes. En efecto, sus servicios "son preciosos para los enfermos " dicen las autoridades locales. "Por conciencia profesional y amor al trabajo bien hecho, ellas ejecutan de la mejor forma posible los trabajos repelentes… Además aceptan vivir como los pobres a los que sirven…»
 
En Loris, "Sr. Potentienne se desvivió durante diecisiete años, de manera heroica a veces, sin acepción de personas…” Podríamos continuar.
Espiritualidad de la Congregación. Pg. 26-28
 
Nuestras Hermanas Mayores son memoria viva de la vida y espiritualidad de la Congregación, son garantes de la historia que en el paso a paso van testimoniando la utopía de la Bienaventurada Marie Poussepin.
 
Felicitaciones en su fiesta anual!

A LO LARGO DE LOS AÑOS, EL ESPÍRITU DE LA CONGREGACIÓN NO HA CAMBIADO.

He aquí lo que decía el Papa León XIII a Madre Josépha en 1889: " ustedes han dado pruebas desde hace 200 años y esta estabilidad es un testimonio de la asistencia divina. Su Fundadora era una santa, porque sólo las obras de los santos son duraderas! La de vuestra Madre, que existe después de tanto tiempo, es una prueba a su favor: hay que conservar el espíritu de los fundadores con mucho cuidado y vigilancia. 
 
La caridad de Cristo sigue siendo el centro de la vida de la comunidad y la fuente de su vida apostólica. En el capítulo general de 1919, Madre Josépha invita a las hermanas a la devoción al corazón de Jesús, que había marcado la época. Incluso las Constituciones de 1929, muy diferentes de los Reglamentos originales, insisten siempre en la importancia de la unión a Cristo.
 
Se adoptan ciertas prácticas, a pesar de que resultaban demasiado pesadas: se usa la dispensa, tal como se hace en vida dominicana. La recitación diaria de los salmos de la penitencia, se suprime desde 1826.
 
Los testimonios de la entrega y la destreza de las hermanas son numerosos. Encontramos numerosos ejemplos en el libro de Sr. Madeleine St. Jean "Semillas de esperanza".
 
En Saint Florentin, particularmente, desde 1796, el tratamiento de las hermanas que había sido suprimido les es devuelto a pesar de la oposición de los gobernantes. En efecto, sus servicios "son preciosos para los enfermos " dicen las autoridades locales. "Por conciencia profesional y amor al trabajo bien hecho, ellas ejecutan de la mejor forma posible los trabajos repelentes… Además aceptan vivir como los pobres a los que sirven…»
 
En Loris, "Sr. Potentienne se desvivió durante diecisiete años, de manera heroica a veces, sin acepción de personas…” Podríamos continuar.
Espiritualidad de la Congregación. Pg. 26-28
 
Nuestras Hermanas Mayores son memoria viva de la vida y espiritualidad de la Congregación, son garantes de la historia que en el paso a paso van testimoniando la utopía de la Bienaventurada Marie Poussepin.
 
Felicitaciones en su fiesta anual!

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers

Cronograma

Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb