ENCUENTRO DE LA FAMILIA DOMINICANA EN HAITÍ.

Haití con Bruno Cadore

El viernes 17 de febrero, recibimos con alegría, en nuestra nueva casa de Acogida, al Maestro de la Orden Fray BRUNO CADORÉ y a unas 50 personas que venían de diferentes lugares del país:   Frailes, Religiosas, laicos consagrados, jóvenes del movimiento dominicano y miembros de los diferentes grupos del Rosario. Antes de comenzar la jornada Fray Bruno, con la sencillez y el espíritu silencioso que lo caracterizan, observaba nuestra casa y contemplaba el bello amanecer, en este significativo día para la familia dominicana en Haití. 

Comenzamos con la celebración de la Eucaristía a las 9:00 am.  Como la Liturgia del día estaba enmarcada en el seguimiento de Jesús, tomando la Cruz de cada día, Fray Bruno recalcó en su predicación, que debemos dejarnos impregnar por la Palabra de Dios para que se haga comunión, aceptar que la Palabra es riesgo, y, trabajar para que mi hermano viva la misma experiencia que yo, que se alimente de la Palabra cada día, a pesar de las dificultades; eso es tomar la Cruz con sentido de prosperidad y construir un mundo mejor. Fray Bruno remarcó que LA ULTIMA PALABRA ES JESUS MISMO.

Después nos dirigimos la sala de conferencias para un compartir fraterno; cada participante se presentó y luego, cada grupo dio a conocer su misión. Fray Bruno nos animó para seguir la predicación de la Buena Nueva del Evangelio que fue la Intuición de Santo Domingo y enfatizó que Dios visita a su Pueblo para salvarlo; es urgente vivir el gozo de ser cristianos y predicar la fraternidad con todos. La predicación nos hace evangelizadores.

En grupos reflexionamos sobre la manera de Predicar el Evangelio hoy y concluimos:

1.    Es importante aprender y mirar juntos lo que hacemos.

  1. Evangelizar con nuestra vida para transformar al otro con nuestro comportamiento.
  2. El secreto de la Predicación es el Rosario
  3. Trabajar con los jóvenes. Domingo fue al encuentro de ellos, permitiéndoles comprender así el misterio de la vida de Jesús.                                                                   
  4. El secreto de la Fraternidad son los niños, los pobres y los jóvenes, ¿cómo interactuar con ellos?
  5. Un acompañamiento espiritual para ser cristianos sólidos.
  6. Seleccionar grupos de a 5 familias como células de oración y compartir experiencias.
  7. Trabajar la pastoral con los niños para enseñarles el Evangelio.

Al terminar la reunión Fray Bruno Cadoré, insistió en que es preciso vivir en familia dominicana y no sólo tener una carta de Identidad; además con gran emoción expresó su admiración y gratitud a las Hermanas Dominicas de la Presentación por su acogida y fraternidad, recordando con especial cariño y gratitud, su experiencia misionera en Haití, compartida con Sr.  Hermine y con Hna. Blanca Oliva Zapata, entre otras.  Nuestro encuentro se clausuró con el almuerzo fraterno.

Hermanas de la comunidad de Haití.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers

Cronograma

Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30